Estrés, ansiedad, proyectos, y cambios para 2020.

Estrés

No sé cómo puedo empezar este post sin ir al grano: No recuerdo exactamente algo que acabo de programar en mis tareas, o que te acabo de decir hace un momento. La ansiedad, crónica ya, ha hecho mella a un nivel bastante preocupante, afectando a mi memoria a corto plazo. Por supuesto, sigo siendo activo, positivo, mirando a medio y largo plazo en un proyecto en el que me embarqué consciente de que sería difícil, pero no tengo la energía, física ni mental, que tenía. Tres veces he pasado por urgencias en poco tiempo, con dolores de espalda y pérdidas de memoria de las que asustan.

Tengo que descansar, tomar distancia, tranquilizar el ritmo de trabajo. De alguna manera tengo que desprenderme de una o dos de todas las tareas que llevo a cabo, porque no soy capaz de gestionar a tantos niveles las cosas. Además, soy alguien creativo, no calculador.

Mi objetivo en este 2020 es pasar a tareas creativas y de dirección de arte, tanto para nuestra propia editorial, como para otros clientes, con los que trabajamos como estudio cada vez más a menudo. Pero exclusivamente esas tareas. Y centrar mi tiempo en los próximos meses en retomar cómics que tengo pendientes y proyectos propios. Ya veremos.

Nuevo Editor en Unrated

Es por esto que desde hace semanas estoy haciendo un trasvase de competencias editoriales de Unrated Comics. El proyecto me ha llevado demasiados años para arrancarlo como me gustaría. Y ahora, que ya no puedo más, tampoco voy a abandonarlo. Pero he encontrado en Víctor Alós la persona que podrá llevar las riendas, con mucha más y mejor experiencia en estos ámbitos que yo. Así que tras un replanteamiento y una programación para los próximos meses que espero surta pronto el efecto deseado y nos situe a nivel nacional en un lugar visible para el público, en varias líneas de trabajo diferentes (digital, grapa, tomo, literatura), yo podré dedicarme a mi propia línea de cómics y desarrollo de ideas para Unrated, pero no tendré que lidiar con la gestión que requiere este proyecto.

Así que, os presento oficialmente a Víctor como nuevo editor. Ya ha avanzado mucho, y pronto iremos apreciando los cambios y los resultados.

Entre las primeras cosas que estamos haciendo, además de cumplir plazos, recuperar proyectos apalabrados previamente y que necesitaban haber salido durante 2019, es centrar el tiro en el ámbito nacional con el portal digital. Servirá como campo de pruebas en España y países latinoamericanos, para pasar en unos meses a contener ya traducciones al inglés y más presencia en el mercado USA primero, y en otros países después.

Sabéis que mi intención por encima de publicar en castellano en digital (no creo en ello por cómo consumimos todavía en España) es saltar a otros mercados, ya que no hay límite ninguno, pero las labores de traducción, rotulación y maquetación deben ser mimadas y hemos consumido mucho tiempo con ellas sin haber podido lanzar los títulos, en una pescadilla que se muerde la cola un poco extraña. Pero pronto se irá fortaleciendo Unrated en sus debilidades.

Piedras en el camino, de años pasados.

He de decir que ya comencé en este proyecto Saloncito del Cómic/Unrated Cómics bastante estresado. Es decir, sobrevivir como autónomo en mi propia casa con casi el mismo volumen de trabajo que tengo ahora pero sin poder canalizarlo, ya estaba llevándome por un camino complicado.

Y la cosa se complicó cuando aprendí a delegar, cosa que costó mucho, tuvieron que obligarme a soltar amarras, y cuando delegué las cosas no salieron bien. El primer año, la persona responsable se llenó la boca de promesas y venta de humo. Eso fue un palo, la verdad. Además se llevó varios meses de sueldo por no hacer nada, que salían exclusivamente de mis ahorros, que eran limitados.

Después, poco a poco fuimos dando algunos pasos más acertados, pero las circunstancias de crecer a base de tropiezos, acaban con la moral de cualquiera.

Burgos es una ciudad difícil, pero nada nos había preparado para un golpe certero en toda la médula de Unrated/Saloncito: Un proceso judicial por plagio. Un cliente que nos había encargado “hacer un cómic sobre fútbol y deporte”, que luego acompañaría a otro proyecto suyo de educar en esa temática, acabó un tiempo después rompiendo contrato con nosotros, cuando ya habíamos creado, yo la línea editorial y títulos del proyecto (Victorias y Derrotas), y Gerard Tauste, el autor que contraté para el proyecto, todo el cómic (2 episodios primero, y el desarrollo gráfico y guión de otros 4). Después de romper contrato con nosotros porque básicamente el cliente quería poner su nombre como autor, sin aportar nada al proyecto, registró un nombre en internet con el título, y una marca que derivaba lo suficiente de la nuestra. Nuestros abogados decidieron que una vez disuelto el contrato podríamos publicar el cómic, para recuperar económicamente el tiempo y esfuerzo dedicado, y así lo hicimos. Cuando llevábamos dos cómics de Victorias y Derrotas publicados, en Junio de 2018, el cliente este nos denuncia por plagio porque él contrata a un ex-empleado nuestro, y más gente, para producir otro cómic con el mismo título, pero a fecha de su denuncia, su material no existía. Hasta hizo un crowdfunding que consiguió sacar adelante, y tuvimos que publicar un comunicado de que no habíamos hecho ningún crowdfunding para costear nuestro cómic, que como digo, ya estaba en las tiendas.

Dos largos años de proceso judicial que fuimos superando satisfactoriamente, con alguna que otra vista ganada, como la de medidas cautelares, y un texto del juez dejando bien claro que no encontraba ninguna autoría del material que no fuera la de Gerard Tauste y Unrated. Que una cosa es encargar un trabajo y otra muy diferente, crearlo. Desgraciadamente todo ese tiempo hizo mella en nosotros. En todo el equipo, pero en mí ya os podéis imaginar. Más peso a la mochila. Finalmente, la acusación se retiró y el juicio por la autoría no llegó a celebrarse, siendo archivado. Pero el daño estaba hecho a tantos niveles, que de momento nuestra publicación quedó parada. Tenemos más cómics listos, y pronto se retomará, pero estos individuos además fueron corriendo el rumor, las acusaciones, y prendiendo mechas de odio y difamación, que en una ciudad como Burgos nos han maltrecho la imagen a niveles que superan económicamente cualquier impulso publicitario, cualquier trabajo bien hecho y demostrado, durante un largo tiempo. De ahí vino también el alterar el nombre de nuestro proyecto local: El saloncito del Cómic pasó a ser Escuela de Arte CID para quitarnos un poco peso de encima.

El golpe de gracia nos vino este último 2019 por lo personal. Casi como una familia más que unos amigos o compañeros,  Raquel y Guillermo me han echado una mano en todo desde el primer día, y tuvieron un revés que difícilmente puede no afectar a todos los amigos. Esto la verdad, aunque queda en lo personal, afecta muchísimo a una idea, que más allá de haber sido mía o haberse gestado como bocetos en una libreta de mi propiedad, siempre considero grupal, un proyecto cultural abierto a cada amigo y propuesta que lo pueda hacer más fuerte.

¿Dibujante o Guionista?

Sigo con unas peloteras mentales increíbles, ya desde hace tiempo. Me seguís animando a dibujar, siempre creo que he sido muy bien valorado como dibujante, pero llevo mucho tiempo pensando que lo mío es contar historias. Y aunque seguiré dibujando siempre, creo que tengo ganas de desarrollar proyectos como Green Onions, Penultimates, Monarch y otros héroes, Pollo Letal y otras cosas, más como guionista y showrunner que como dibujante. Quizás el estrés acumulado tenga que ver y cuando me libere un poco, tenga más ganas de afrontar ambas facetas. Pero aún tengo que consultar con la almohada y con mi yo maligno, y tener unas cuantas peleas internas, para tomar una decisión. De momento, me he dado unos pocos números de Green Onions y algún complemento, para seguir realizando como autor completo los pilares del Onionverse. Ya veremos qué hacer.

Sin más, después de todas estas cosas, me retiro a comer, descansar un poco, volver a entrenar si me quedan ganas y consigo reservar tiempo, y espero que poder crear de nuevo. Ya habéis visto que ideas no me faltan, que Velociraptor Alabama ha asomado la cabeza y quiere que le leáis regularmente por aquí, y seguramente haya más tiras de #chicadeserieb que hacer y regalaros.

Feliz 2020.

 

Un comentario sobre “Estrés, ansiedad, proyectos, y cambios para 2020.

Deja tu comentario, o probablemente no lo harás!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .